LA SEXUALIDAD Y EL JUEGO


La búsqueda del placer es un deseo natural que se inicia en la mas tierna infancia. El recién nacido experimenta  la  sensación de placer a través de la boca, y para él alimentarse significa también satisfacer el fuerte deseo de chupar. También resulta agradable que le acaricien, que le laven y le den masajes,o que le tengan en brazos. Al cabo de unos meses, el niño descubre el placer de explorar su propio cuerpo, y esto mismo se repite   durante la pubertad.