LA PRIMERA VEZ


  Cuando dos personas se eligen, lo que desean es estar juntas lo más posible, expresar su afecto con palabras y gestos de ternura, de juego y de alegría. Puede nacer el deseo de hacer el amor (de tener relaciones sexuales), pues es la forma más directa e intensa de compartir los sentimientos que se viven en el seno de una relación y de dar y recibir amor a través del cuerpo.
  No existe una edad ideal, o que sea más apropiada, para tener las primeras relaciones sexuales. Se puede decir que el mejor momento para experimentar el acto sexual lo debe reconocer cada persona después de haber recorrido su propio crecimiento individual: cuando uno se sienta preparado.
  No se puede confundir sexualidad con la procreación, y el embarazo se puede producir incluso la primera vez, si no se usan métodos anticonceptivos.