En un primer momento, las diferencias programáticas entre Allende y los líderes democratas-cristianos no eran muy profundas, pero poco a poco se fueron produciendo fuertes distancias que generaron una crisis social, la cual terminó por dividir totalmente a los frentes. En efecto, la creación de la llamada Área de Propiedad Social y la nacionalización de la explotación del cobre, gran riqueza chilena, provocó el recelo de las autoridades norteamericanas, y agentes de la CIA tuvieron mucho que ver con acciones desestabilizadoras.
El golpe de estado de Pinochet y la instauración del régimen dictatorial hasta 1988 fuese no exclusivamente provocado por EE.UU., sino que fueron las fuerzas de extrema derecha, el ala radical de los democratas-cristianos y una buena parte de la clase militar y su fuerte enfrentamiento con el gobierno de izquierdas, las que lo propiciar on. "El golpe se gestó desde dentro, y se perpetuó gracias a esos actores extremistas". El papel norteamericano en esta cruel acción militar fue secundario, de apoyos puntuales y más propenso a intentos de desestabilización, según el parlamentario, que vivió aquella época y que incluso militó en el Partido Socialista de Chile.

CAUSAS/CONSECUENCIAS